martes, 16 de junio de 2015

''Tu espalda, mi Galería''

''Tu espalda, mi Galería''
(fotografía)
Mirian Picón Ruiz

En este escrito; todo el mundo pretende encontrar una explicación a todo esto; pero es difícil explicar la intención de tu trabajo cuando sólo te basas en emociones.
La poesía no es algo que se pueda explicar; es ese pellizco que te deja mudo y cargado de sal y arena que te hace ser distinto.

Desde que Galería me pellizcó, me encuentro más diferente y mi reflejo no es el mismo que era antes. Siento que el río seco que me habitaba se ha convertido en un mar que me hace mecer cada noche. Me encantaría seguir perdiéndome en mi propio yo y desconocer todo lo ajeno a sus versos.

Tras numerosos estudios sobre las miles de cosas que nos rodean, he decidido realizar un estudio anatómico de dibujo, literatura y fotografía sobre espaldas;  para concienciar al mundo, que tenemos frente a nosotros cosas maravillosas las cuales no somos capaces de ver.
Galería de mundo y Olvido de Iván Onia es un poemario que nos muestra una mirada más profunda de lo que vemos día a día. Una obra que no sólo se queda en versos. Un idioma que ha nacido pero que no piensa morir jamás.
En él, Iván Onia nos muestra su mirada múltiple y desnuda de todas aquellas cosas que no nos parecen importar demasiado; pero que sin embargo, siempre están ahí.

Tras descubrir el mundo de Iván y ese mar de palabras; que en ocasiones me dejaban con la mirada perdida, quise buscar el lugar perfecto para plasmarlas. Un lugar donde todo el mundo se parase a admirarlas. Quería que estuvieran en un lugar tan perfecto, que su significado se volviese único.

Cuando leí el poemario, noté cómo ese impacto de palabras me hacían sentir pequeña. Sonreía y lloraba al mismo tiempo, sin saber cómo iba a poder representar sus frases sin infravalorar tanto trabajo.
Comencé queriendo poner música a sus letras, pero ninguna canción me hacía sentir igual. Quise encontrar lugares donde escribir sus frases, pero ningún lugar merecía tal aplauso.

Pienso, que todo el mundo debería nacer un poco libro. Que desde pequeños, se nos inculque que leer es bueno y que un libro nos puede mostrar miles de mundos que desconocemos.
Cada día, miro a mi alrededor y me cuesta encontrar a alguien que esté leyendo simplemente por diversión y no porque tenga un examen pendiente.
Como dicen; ''no siempre la letra, con sangre entra''.
De este modo, encontré la forma más divertida de hacer que la gente se pare a leer y en cierto modo; lo conseguí.
Mientras realizaba el trabajo, notaba como la gente se paraba a leer los carteles que iba colgando en los lugares públicos más frecuentados.

Lo más gratificante de este proyecto, fue verme rodeada de niños pequeños, que ante tal asombro, me seguían como patitos a su madre para ver donde colocaba el próximo cartel. Unos preguntaban qué juego era aquel, y otros que si podían ayudarme a pintar los carteles.
La pequeña que más destaco, fue una niña de grandes ojos de color café que comenzó a leer el libro para dictarme los versos mientras yo iba escribiendo.
En concreto estaba leyendo ''Lluvia''; y al terminar el último verso se llevó el libro y preguntó a su madre que si podía comprarle un libro igual que el mío.
No sé si fue por simple capricho o porque sintió que en parte le había gustado. Lo que noté, es que ahí estaba el verdadero significado de la poesía ¿qué incitó a la niña a pedir ese libro? ¿qué sintió al leer aquellas frases?. La verdad que aún me lo pregunto y no lo sé.
Lo que sí sé es que sus rostros eran diferentes mientras me observaban. Como si quisieran ver qué había detrás de esas palabras.


Tras buscar por miles de lugares y representar decenas de frases por numerosos rincones, llegué a descubrir que el lienzo más perfecto donde plasmar algo que cree tanta expectación que todo el mundo se pare a observarlo, era el cuerpo de una mujer.

Recorrí cada rincón de su cuerpo hasta llegar a su espalda. Elegí esa parte porque pienso que es la única parte del cuerpo que las mujeres no tratan de embellecer y de esta forma, es el lugar más virgen y puro que mantienen desde su nacimiento. El punto cardinal perfecto donde su cuerpo crece hacia ambos lados.

Me metí en este trabajo con el objetivo de hacer entender a la gente; que si un verso es precioso representado en la espalda de una mujer, también lo es escrito en una página en blanco.

Las frases representadas en las fotografías; de algún modo muestran algo de mí, y en ocasiones de la persona que aparece en ellas.
Después de estudiar todas las frases de Galería de Mundo y Olvido, seleccioné aquellas que de una forma u otra me habían hecho sentir algo diferente.
Por ello, hay fotografías en las cuales no aparecen frases, porque creo que hablan por sí solas. Han sido creadas directamente desde el impulso que el verso ha dejado en mi.

''Tu espalda, mi Galería'', no solo consta de fotos en las cuales aparecen las frases de Iván, también muestran algunas fotografías del proceso; lugares en los cuales he dejado frases, para que de alguna manera alguien las encuentre; y algunas ilustraciones realizadas por Álvaro Escriche las cuales están sacadas de dicho poemario.

El motivo por el cual he elegido utilizar constantemente fondos blancos y negros, es porque intento hacer alusión al recorrido que Iván toma en su libro. En él, nos muestra una conexión que nos puede llevar del amor al olvido; representando así el amor con un color blanco y más puro, y el olvido con un color negro que nos embarca en ese mundo que evitamos ver a pesar de tenerlo frente a nosotros.

Durante el recorrido de las múltiples fotografías, aparece un breve texto en el reverso de cada una de ellas donde intento transmitir lo que las fotos me han hecho sentir.

¿Por qué escribo?

''Por qué escribo, me dices.
Porque hay libretas sin sueño.
Porque hay relojes que atrasan.
Porque nostalgias con dueño.
Porque hay olvido y palabra''.

Este pequeño trozo de poema es el que me motivó a realizar este trabajo. Quise contar al mundo lo que significa para mí la poesía.
Significa no tener que explicar el por qué. Significa llanto, lágrima, sueño, emoción, risa.
Significa expresar ese impulso que tienes dentro y que está pidiendo a gritos salir.

Creo que todo esto tampoco es suficiente para poder llegar a expresar lo que un libro te hace sentir; pero después de haberlo soltado,  me siento más completa.

Gracias a la vida por darme la oportunidad de poder disfrutar de los libros.
Gracias a Iván por crear esta joya.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada